Greta Thunberg ¿qué podemos aprender de ella?

Greta Thunberg ¿qué podemos aprender de ella?

En estos días, la figura de Greta Thunberg está inundando todos los medios y redes sociales, parece que haya nacido el nuevo mesías del ecologismo. Podríamos estar hablando de ella eternamente, sin embargo más que hablar me cuestiono qué podemos aprender de Greta. En cuanto al aspecto ecologista, poco podemos aprender porque en los medios no se habla de políticas ambientales, incluso desconocemos qué hábitos diarios tiene Greta para impulsar un cambio climático ¿su principal medio de transporte es la bicicleta? ¿utiliza en su casa las bombillas eternas que no se funden? ¿compra su ropa en tiendas de segunda mano? ¿tiene su propio huerto? ¿usa la copa menstrual? Como diría Roy Batty en Blade Runner “todos estos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia”

 

Sin embargo, hay algo que podemos aprender de Greta, la manera de construir una marca personal para nuestro emprendimiento. Esta joven adolescente de 16 años nos ha demostrado que el principal conductor de una empresa es crear un Branding. Desde que estudié Relaciones Públicas hasta el momento actual, las técnicas de comunicación han cambiado bastante en el aspecto que se han vuelto más sofisticadas.

 

 

Estas nuevas generaciones nos muestran que Edward Bernays sigue vigente con sus teorías de marketing relacional y que el secreto que toda empresa tiene para ser escuchada es evangelizar a su público. En el siglo XIX, la psicología estudiaba cómo controlar la opinión pública. Pronto sus conclusiones dieron lugar a un negocio muy rentable. Puedes ampliar esta información viendo el documental “Propaganda, La fábrica del consentimiento” emitido por “Canal Arte” hasta el 09/11/19. Analiza la mecánica de la propaganda con entrevistas a intelectuales como Noam Chomsky, que recupera la figura del publicista Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud y pionero del marketing y de las relaciones públicas.

 

Hay que tener presente que la imagen de Greta no solo ha calado entre un determinado público, también ha suscitado el interés de personas más conscientes con la crisis sociocultural que, sin pretenderlo, con posturas más críticas y maduras han provocado que la imagen de la joven Greta esté en boca de todos. Uno de los mejores artículos que he encontrado al respecto llega de la mano de Pedro Fernández Barbadillo para Actuall

"No limpiáis vuestra habitación y vais a limpiar el planeta"

No limpiáis vuestra habitación y vais a limpiar el planeta

Como suelo decir, una de las maneras más efectivas para aprender provienen de la observación. Ser espectadores dentro de “la era de la información” nos ayudará a desenvolvernos entre los medios de comunicación. Leer artículos desde todos los puntos de vista y sacar tu propio análisis suelen ser herramientas creativas muy potentes para que logres posicionar tu emprendimiento online en internet y adquirir cierta relevancia entre tu audiencia. Si deseas conocer más sobre las nuevas técnicas de marketing online junto con varios ejercicios de copywriter y escritura creativa, recuerda que las puedes encontrar en nuestro programa “Emprender con la Gorra”

Planificación Engañosa. La Ley de Hofstadter

Planificación Engañosa. La Ley de Hofstadter

¿Eres de las personas con mentalidad distraída que nunca planifica nada? o quizás ¿eres de las personas organizadas que planifican todo sin permitir que se escape ningún detalle pero al final no se cumplen con las expectativas? Seas como seas, si no quieres sentirte desmotivada en tu emprendimiento, te aseguro que conviene leerse el artículo que traemos hoy. Hablaremos de la “Planificación Engañosa” y cómo podemos aprender a manejarla para afrontar los retos del emprendedor y no tirar la toalla antes de tiempo.

El especialista en ciencia cognitiva y ganador del premio Pulitzer, Douglas Hofstadter, formuló la ley que lleva su mismo nombre y que mencionamos a continuación;

 

 

Por lo general, las personas somos malísimas planificando. Habrás vivido muchas situaciones de descontrol en tu emprendimiento al intentar compaginarlo con tu vida personal. Sobre todo, nosotras las mujeres, que intentamos organizarnos lo mejor posible para lograr compaginar la crianza de los hijos, las tareas domésticas con nuestro emprendimiento o trabajo sin mucho éxito. Al final terminamos agotadas y desmotivadas porque a duras penas cumplimos las expectativas. Muchas acabamos renunciando a nuestros deseos de emprender porque se nos hace imposible alcanzar ciertos objetivos. Pero ¿y si el problema ha sido que nos hemos precipitado en fijar los plazos para alcanzar nuestras metas?

Aunque sea preocupante, esta cuestión no sólo nos ocurre a nosotras las mujeres corrientes. Muchos directores de corporaciones o  líderes de proyectos, que están preparados y trabajan con exclusividad en su empresa, tienen todos los números para no dar en el clavo.

Jason Fried y su colega, en el libro “Rework” comenta a manera de broma que

“La planificación es adivinar”

En ese aspecto, las mujeres tenemos un sexto sentido que suelo llamarlo “premonitorio” y que, si no estamos muy desconectadas de nuestros instintos, logramos parecer las pitonisas dentro de los proyectos. Pero lejos de esta opinión, como seres humanos que somos, también tenemos la probabilidad de caer en la “planificación engañosa”.

“La planificación engañosa” es la tendencia a infravalorar los plazos de finalización de un proyecto. Cuanto más complejo sea nuestro proyecto, más probabilidades habrá de que surja algún imprevisto. Pero este hecho no solemos tenerlo presente a la hora de planificar, pues la meta a alcanzar es tan jugosa que nos sitúa en un estado optimista por naturaleza. Cuando planificamos, tendemos a imaginar un panorama en el que los astros se alinean para que todo nos salga a pedir de boca. Como consecuencia, solemos infravalorar la probabilidad de que otros aspectos influyan en el plan como pudiera ser la enfermedad de uno de nuestros hijos, perder la conexión a internet por alguna avería en el edificio, bloqueos creativos o la avería de alguna de nuestras herramientas de trabajo.

Además de estos imprevistos que surgen en nuestro entorno y que suelen ralentizar nuestros procesos de trabajo, también hay que tener en cuenta los factores externos. La competitividad nos somete a una presión exterior difícil de manejar ¿Quién no ha cambiado un plazo de entrega ante la demanda de un cliente para ajustarnos a sus deseos? En muchas ocasiones sabemos analizar los tiempos que lleva un proceso de fabricación o la producción de un servicio porque además de nuestra profesionalidad, contamos con esos imprevistos que mencionamos. Pero nos sentimos obligados a cambiar los plazos para no perder ese cliente. Como consecuencia, desfiguramos la realidad y terminamos perdiendo al cliente por no cumplir con sus plazos y por no haber sido sinceros desde el primer instante. Así que ¿cuál es el consejo para evitar la planificación estratégica engañosa?

Primero asumir la realidad teniendo presente los imprevistos y poseer cierta creatividad para improvisar sobre la marcha con fluidez. Segundo, tener muy claro que el cliente no siempre tiene la razón en cuanto a plazos de fabricación o producción. Tú llevas muchos años realizando el trabajo y sabes lo que se tarda en desarrollar los procesos, por lo tanto, presenta un presupuesto dejando bien claro los plazos de entrega. Para cuidar tu autoestima y el prestigio de tu empresa, es preferible tener clientes (aunque sean pocos) que confíen en tu palabra antes que perder clientes por tu falta de honestidad.

¿Cómo fijar el baremo en los plazos? A los imprevistos que puedan surgir dentro de tu trabajo y en tu vida personal, suma algunos días más para poder negociarlos con el cliente. A la hora de analizar el tiempo que se tarda en desarrollar un trabajo, tarea o proyecto debes tener siempre presente dichos imprevistos, tanto los internos como los externos. Si en tu blog de notas realizas un esquema como el que aquí te presentamos, te ayudará a analizar mejor la situación y fijar los plazos de entrega con mayor efectividad:

 

 

Y como emprender siempre es una batalla constante, se podría resumir este artículo con las inmortales palabras de Dwight D.Eisenhower:

“Nunca se ganó una batalla siguiendo un plan, pero ninguna batalla ganada carece de uno. Los planes son inútiles, pero planificar es indispensable”

Ya sabes. Planea, pero no dependas de tus planes ni te dejes influenciar por personas que desconocen los procesos de tu trabajo. Mientras sigas trabajando con constancia, con toda la rapidez y eficacia que puedas, lograrás alcanzar tus objetivos sin caer en la desmotivación. Pero si todavía sientes la necesidad de conocer más estrategias como éstas para no abandonar tus proyectos antes de tiempo y lograr aumentar tu productividad, te podemos ayudar con nuestro programa “Emprende con la Gorra”

Los 3 estados del emprendedor con Síndrome de “Hombre Orquesta”

Los 3 estados del emprendedor con Síndrome de “Hombre Orquesta”

Si en este preciso momento alguien te preguntase a qué te dedicas ¿sabrías responder de manera inmediata y definirlo con precisión? ¿Estás tan saturado de tareas que ya no sabes que puesto desempeñas dentro de tu organización? ¿El caos en el que estás sumergido te hace perder el rumbo de tus proyectos? ¿Sufres agotamiento mental y sientes que el ritmo de productividad disminuye? ¿Observas que tus resultados no compensan en proporción a todas las horas de trabajo que inviertes? Si tus respuestas son afirmativas, con toda seguridad estés pasando por el síndrome del “hombre orquesta”.

A continuación detallamos algunos síntomas ordenados en tres niveles según su gravedad. De tal manera que podrás identificar en cual te encuentras y ponerle remedio con nuestras sugerencias:

 

Nivel leve:

Sigues el orden que te has fijado en la agenda y eres consciente de que tienes que realizar muchas tareas al cabo del día. Crees saber repartir el tiempo para cada departamento, pero en el fondo desconoces las horas que se requieren para cada actividad. De hecho, en muchas ocasiones, las tareas que te habías fijado para el final del día no se llegan a cumplirse ni aún robándotelo de tu tiempo libre para el ocio y el descanso. Al final terminas agotada y sientes que el tiempo se te escapa de las manos y no te explicas donde se ha ido. Aunque sabes reconocer tus prioridades, percibes que te faltan horas al cabo del día para realizar las tareas que te habías planteado para cada departamento.

Qué hacer:

Estás en un nivel suave, con lo cual, no hay por qué preocuparse. Sabes organizarte, tienes tus funciones bien definidas y conoces tus prioridades respecto a las tareas que desempeñas. Te falta reconocer el valor de los tiempos que lleva cada trabajo. Probablemente estás sobrecargando tu agenda con más tareas que horas tiene el día. Desconocer los tiempos conlleva saturar la agenda con tareas que no terminan de realizarse y por lo tanto, te llevará a un estado de colapso con la consiguiente desmotivación y desánimo en tu emprendimiento.

Tendrías que poner en marcha un cronómetro que te indique el tiempo que utilizas por cada actividad. Te aconsejo que utilices Toggl como herramienta para analizar tus tiempos y de esta manera ubicarlos en tu agenda con mayor precisión. Con esta app podrás administrar tu tiempo y saber si lo inviertes más en un departamento o en otro. Esta herramienta facilita la configuración de los tiempos porque puedes compartimentar en diferentes tipos de tarea. De esta manera lograrás programar una agenda más acorde con la realidad y compaginar con mayor equilibrio tus tiempos de trabajo con los de ocio y descanso.

 

Nivel medio:

Vas saltando de actividad en actividad como abeja buscando el néctar que te proporciona el placer de comenzar proyectos. Eres una especie de picaflor con las tareas pero rehuyes de los trabajos más tediosos. El orden de tus prioridades está fijado por tu instinto de satisfacción personal en vez de por las tareas que son verdaderamente importantes para tu emprendimiento. En realidad no tienes el hábito de agendar las tareas porque no has definido ningún plan ni estrategias para tus proyectos. Empiezas por las actividades que te divierten y postergas aquellas que te son desagradables. Al final generas un listado de tareas molestas pendientes de hacer y como consecuencia, la procrastinación entra en juego obstaculizando el avance de tus proyectos.

Qué hacer:

Debes crear un calendario adaptado al orden de actividades en función de las prioridades de tus proyectos. Empieza el día realizando en primer lugar aquellas que te son más molestas o que te entrañen más dificultad y después, como “premio-estímulo”, realiza las actividades que más te agraden. Si por ejemplo te cuesta mucho realizar las tareas de comercial porque es desagradable enfrentarte a las ventas de “puerta fría”, comienza el día realizando las primeras llamadas a posibles clientes. Fíjate un tiempo para esa tarea y una vez lo hayas superado, pasa a realizar aquella tarea que más te estimule como diseñar un producto o servicio nuevo. De nada te valdría diseñar primero un producto si luego no tienes clientes a quien ofrecérselo, así que, cambia el orden de tus preferencias.

Una vez que hayas invertido el orden de las tareas en base a su prioridad y no a tus gustos, te recomiendo que utilices la herramienta Pulse para gestionar tareas y acciones diarias a la vez que obtienes los tiempos empleados. La herramienta es muy sencilla. Se organiza por proyectos y con etiquetas para filtrarlos mejor. De ti depende activar o desactivar el control del tiempo, pudiendo realizar varias tareas a la vez. Aunque, si todavía no tienes el hábito de dejar terminadas las tareas más tediosas, antes de comenzar con otras actividades te recomiendo que actives el control de tiempo y no empieces ninguna otra tarea sin haber terminado el plazo fijado en la que estés trabajando.

 

Nivel Severo:

Aunque tu empresa haya crecido tanto en los últimos años, estas a punto de tirar la toalla y en varias ocasiones te has planteado cerrar el negocio para irte a Malibú. Has llegado a un punto donde el agotamiento es extremo, el caos se ha apoderado de tus proyectos y no tienes ningún control sobre él. Te faltan horas al día y ya no sabes cuales son tus prioridades. Para poder evadirte un poco del desorden en el que vives te conectas a las redes sociales con el autoengaño de promocionar tus servicios. Al final del día te remuerde la conciencia porque en realidad has estado perdido el tiempo en contemplar memes y en charlas improductivas. Las cosas se amontonan, tus proyectos no avanzan, estás teniendo episodios de bloqueos y vas perdiendo la ilusión de hacer progresar tu empresa.

Qué hacer:

Ha llegado el momento de enfrentarte a la realidad, dejarse de autoengaños y aprender a delegar. Llevas mucho tiempo abusando de tus capacidades, el trabajo ha absorbido todo tu tiempo libre, apenas te permites estar con tu familia o amigos ni desconectar del trabajo durante un fin de semana. Incluso puede que lleves varios años sin plantearte unas vacaciones en serio porque priorizas la atención a tus clientes hasta en verano. Aceptar que necesitas un descanso de verdad no significa que tengas que irte a Malibú, sino que debes plantearte nuevos hábitos de trabajo que te permitan compaginarlo con tu tiempo de ocio. Necesitas una nueva organización y comenzar a delegar algunas de tus funciones a otras personas.

Desconecta unos días de tu trabajo y de las redes sociales. Busca un lugar tranquilo donde estar en familia pero también disponer de un tiempo para ti misma donde reflexionar para dar otro enfoque a la empresa. Realiza un organigrama donde ubicar los diferentes departamentos de tu organización. Acepta que tu empresa ha crecido y asume que ya no puedes estar en todos los departamentos. Contrata aquellos servicios donde no seas imprescindible o te distraigan demasiado de tu actividad principal. Por ejemplo puedes contratar los servicios de un Community Manager, un Asistente virtual o un Copywriter.

Dentro de las funciones que tú vayas a desempeñar, fíjate un horario que sea flexible con tu vida personal y cuenta también para ello con fijar un periodo de vacaciones anual. En tus días laborables utiliza ManicTime como herramienta organizativa para controlar el uso que haces de tu ordenador. En concreto, en vez de cronometrar el tiempo de tareas, ManicTime tiene en cuenta las aplicaciones y archivos que empleas. ¿Abusas de Facebook o Instagram? ¿Te has pasado todo el día con un único informe o escribiendo para el blog? Con esta aplicación lograrás mejorar tus hábitos de trabajo. El proceso es automático, si bien puedes pausar, reanudar y configurar los resultados añadiendo etiquetas. Por descontado, al final de la jornada verás los resultados para así saber a qué funciones le dedicas más tiempo y si es normal o deberías evitar ciertas distracciones. Una vez logres armonizar tus tiempos de trabajo, te darás cuenta que el aumento de la productividad no está relacionado con la cantidad de horas de trabajo que inviertas en tu negocio sino con la calidad de las mismas. Estarás tan satisfecha de tus logros que el cuerpo te pedirá seguir trabajando durante todo el año pero ¡recuerda!, oblígate a tener tu periodo de vacaciones.

Diccionario para emociones que no se pueden explicar

Diccionario para emociones que no se pueden explicar

Así como lo hiciese Zamenhof con la invención del Esperanto como lenguaje artificial que sirviera al mundo de vehículo universal para la comunicación y el entendimiento mutuo, parece que se vuelve al propósito de poner en común nuestros pensamientos mediante la gramática inventada. Aunque en esta ocasión, se ahonda más en la cuestión al tocar esas emociones que muchos sentimos pero nos cuesta expresar.

Todos hemos pasado por alguna situación en la que sentimos “algo” pero simplemente no sabemos cómo definirlo, ya sea porque no hay una palabra que describa esa emoción o simplemente no existen las palabras adecuadas para referirnos a ello.

En las redes sociales empezó a circular una imagen con una lista de 23 palabras que parecía llegar para cambiarlo todo, ya que estas palabras definen precisamente esas extrañas emociones que no podemos explicar. Es como un diccionario de esas emociones que a veces se nos quedan atragantadas en la garganta formándose un nudo.  Así que es momento de saber de dónde provienen, cuáles son y qué significan, porque seguramente te sentirás identificado con alguna de estas palabras.

Esa extraña dificultad de expresar emociones

Estas 23 palabras han sido inventadas y escritas por John Koenigs, diseñador, editor y artista gráfico, quien es el creador de una web que se hace llamar El Diccionario de los Dolores Obscuros, que desde 2009 se ha dedicado a compilar un léxico de sentimientos y emociones que todos hemos experimentando, pero que simplemente no tienen una palabra para referirse a ellos.

John Koenigs lo explica así:

“Cada palabra en realidad significa algo etimológicamente, y han sido construidas a partir de una docena de idiomas y jergas populares actualizadas, para que así tengan una construcción de varios idiomas y todos estemos presentes en ellas. Cada definición original pretende llenar un hueco en el lenguaje para dar un nombre a las emociones que todos podríamos experimentar”.

Conozcamos cada una de las palabras. En algunas de estas palabras hemos adjuntado un vídeo que puedes subtitular en español para ver con mayor amplitud su significado:

1. Sonder

La comprensión de que cada persona tiene una vida tan intensa y compleja como la nuestra.

Sonder en alemán significa “especial” y en francés se usa para “sondear, explorar, o bucear. Ambos significados fueron usados para esta palabra.

2. Opia

La extraña necesidad de mirar a alguien a los ojos, lo que puede dar al mismo tiempo una sensación invasiva y vulnerable.

Etimología: Del griego opia, plural de “opio” + opia, “de los ojos”.

3. Monachopsis

La sensación sutil pero persistente de estar fuera de lugar.

Etimología: Del griego monachus “sola, solitaria” + opsis “visión”

 

4. Énouement

El sabor agridulce de haber llegado al futuro, ver cómo han salido las cosas, pero no ser capaz de decirnos a nosotros mismos cómo fue nuestro pasado.

 

5. Vellichor

La extraña nostalgia hacia viejas librerías.

Proviene de una similitud con la palabra griega petrichor, que es la esencia de la lluvia sobre la tierra mojada.

 

6. Rubatosis

La inquietante conciencia de sentir nuestro propio latido del corazón.

Etimología: Del término musical italiano Rubato + Tempo “tiempo robado”.

 

7. Kenopsia:

La sobrecogedora atmósfera triste de un lugar que normalmente se llena de gente, pero ahora está abandonado y tranquilo.

Etimología: Del griego kenosis “vacío” + opsia “ver”.

8. Mauerbauertraurigkeit

El impulso inexplicable de alejar a la gente, incluso amigos cercanos que realmente estimamos.

Traducido del alemán significa “la tristeza del constructor de paredes”.

 

9. Jouska

Una conversación hipotética que surge compulsivamente una y otra vez en tu cabeza.

 

10. Chrysalism

La tranquilidad hipnotizante de estar encerrado durante una tormenta eléctrica.

 

11. Vemödalen

La frustración de fotografiar algo increíble cuando ya existen miles de fotos idénticas.

Etimología: Del sueco vemod “tristeza tierna o melancolía pensativa” + vemdalen, que es el nombre de una ciudad sueca, con la que IKEA en general nombra a sus productos.

12. Anecdoche

Una conversación en la que todo el mundo habla, pero que nadie está escuchando.

 

13. Ellipsism

Esa tristeza de no tener la capacidad de saber el cómo terminará esa historia.

 

14. Kuebiko

Un estado de agotamiento inspirado por los actos de violencia sin sentido.

Un Kuebiko es una deidad kami japonesa en forma de un espantapájaros sabio, que está todo el día viendo el mundo pasar.

 

15. Lachesism

El extraño deseo de ser víctima de un desastre; como ser capaz de sobrevivir un accidente aéreo, o perder todo en un incendio.

Etimología: Del Griego lachesis “lote de desechos”, también Lachesis es el nombre del segundo de los tres destinos en la mitología griega antigua.

 

16. Exulansis

La tendencia a renunciar a hablar acerca de una experiencia porque la gente es incapaz de entenderla.

Etimología: Del Latín exulans “vagabundo”, inspirado en los albatros errantes “diomedea exulans”

 

17. Adronitis

La frustración ante el tiempo que se tarda en llegar a conocer a alguien.

Un adronitis era una característica de la arquitectura romana antigua, un pasillo que conecta la parte delantera de la casa con el complejo atrio interior.

 

18. Rückkehrunruhe

La sensación de volver a casa después de un viaje inmersivo sólo para descubrir como se desvanece rápidamente de nuestra conciencia.

 

19. Nodus Tollens

La comprensión de que la historia de nuestra vida deja de tener sentido para nosotros.

Traducido al latín significa “el nudo que niega el ser negado.”

 

20. Onism

La frustración de estar atrapado en un solo cuerpo, que es capaz de habitar un solo lugar a la vez.

Etimología: Portmanteau de monismo + onanismo. En filosofía, el monismo es la opinión de que una variedad de cosas puede ser explicada en términos de una única realidad o sustancia, o una fuente distinta. Onaismo es una especie de monismo, porque su vida es, en efecto limitada a una única realidad en virtud de estar restringido a un cuerpo, pero solo falta algo claramente.

21. Liberosis

El deseo de que las cosas y situaciones nos importen menos.

Etimología: Del italiano “libero”, miembro de un equipo de voleibol que es una parte vital de la defensa y se puede mover con mayor libertad que otros jugadores, su misión es mantener la bola en juego.

 

22. Altschmerz

Cansancio hacia los mismos viejos problemas que siempre hemos tenido – los mismos defectos aburridos y ansiedades que nos han estado atormentando por años.

Etimología: Del alemán, alt “viejo” + schmerz “dolor”

 

23. Occhiolism

La conciencia de lo pequeña que es nuestra perspectiva.

Etimología: Del italiano occhiolino “pequeño ojo”, que era el nombre original que Galileo dio al microscopio en 1609. También significa “guiño” en italiano.

 

Aún hay más de 100 palabras por descubrir

Estas 23 palabras son las que han surgido en internet y que muchas personas se han identificado con ellas, pero el Diccionario actualmente posee más de 100 palabras e inclusive cuenta con un canal de YouTube donde el mismo John Koenigs narra y explica el significado de cada palabra. En dicho canal existe la promesa de subir palabras y su definición cada cierto tiempo.

 

Más información | The Dictionary of Obscure Sorrows

“Codex Seraphinianus” un libro alucinante y enigmático

“Codex Seraphinianus” un libro alucinante y enigmático

Hace como unos meses atrás, descubrí uno de esos libros que podría decirse te dejan huella. Me parecieron tan alucinantes sus ilustraciones que no hay día que al abrir el libro descubra dentro de sus páginas una historia nueva que contar. Y no será por la lectura de sus palabras, pues todas ellas son una incógnita por resolver que, aún sabiendo varios idiomas, ninguna letra puede ser legible por un adulto humano. Podría decirse que el “Codex Seraphinianus” es un libro escrito para el beneplácito de esa niña revoltosa que definió Lewis Carroll. Alicia se sentiría emocionada por encontrar, al fin, un libro donde hablen más los dibujos que las palabras. Ella tenía muchísima razón, esos libros espesos con infinidad de letras comprensibles y sin ninguna ilustración son muy aburridos. Parecen tener el propósito de no conducirte a nada salvo a destruir la imaginación del lector.

Sin embargo, este libro que fue publicado en 1981 por el artista Luigi Serafini y realizado durante trece meses de trabajo -entre los años 1976 a 1978-  ha dado como resultado una de las mayores obras maestras donde sumerge al público en una aventura sorprendente. Lo que convierte al Codex Seraphinianus en un libro genuino además de divertido son sus peculiares características: 360 páginas con ilustraciones que rozan entre la fantasía y lo surrealista, acompañadas de descripciones en un lenguaje desconocido con una caligrafía bellísima.

 

Aunque Luigi ha llegado a declarar en una entrevista que él no se considera artista sino poeta, a mi me parece que ha logrado la categoría de genio por la maestría, delicadeza y originalidad de su obra

“La palabra “artista” ha adquirido hoy en día una fuerte connotación de “dinero”. Uno es reconocido como artista sólo cuando sus obras empiezan a venderse por millones de euros, se replican y los coleccionistas se agitan por ellas. Eso les pasa incluso a los que pintan en las paredes, todo se convierte en arte a través del dinero. Por eso no me gusta mucho la palabra “arte”. Es mucho mejor llamarme a mí mismo poeta – esa palabra sigue siendo inocente, no hay muchos dólares a su alrededor. No estoy diciendo que el arte no necesite dinero. Para hacer una buena instalación a gran escala, por ejemplo, necesito bastante dinero, así que no se puede negar su importancia. Pero en la esencia del arte, en el impulso original, no debería haber dinero”

La rareza de los signos ortográficos que aparecen desde el principio hasta el fin del libro, además de ilustrar todo un compendio de otro mundo donde las condiciones de vida, habitantes y leyes físicas son distintas, ha despertado infinidad de teorías conspirativas entre la gente, desde que el autor fue abducido por extraterrestres hasta creer que esta enciclopedia fue escrita en un episodio psicográfico Incluso algunos expertos informáticos han intentado descifrar el texto creando decodificadores y programas informáticos. Todos los intentos llevados a cabo han sido en vano y el autor declara que:

“Descifrar no siempre significa entender. Una enciclopedia es siempre un sistema y un juego, siempre es un poco una broma. Pero la gente no cree en mi juego, necesitaban una leyenda basada en algún tipo de significado oculto. Pero un significado oculto en sí mismo no era suficiente, necesitaban un significado oculto que pudiera ser descifrado. No creo en esos trucos. Yo, personalmente, soy un acertijo y cualquier persona es un acertijo, y no hay un significado absoluto e innegable en el que puedas confiar para intentar resolver esos acertijos”

Lejos de todas esas fantasiosas teorías, Liugi ha realizado su obra con el objetivo de hacernos viajar a nuestra infancia, nos obliga a ponernos en la piel de un niño que se adentra en el proceso de aprendizaje de la lectura. Así lo explica cuando dice “la intención de estos caracteres es recrear la sensación de los niños que no saben leer cuando hojean libro”. Actividad, que tal vez muchos recordemos, cuando nos admirábamos con las ilustraciones de ciertos libros pero éramos incapaces de descifrar las letras. La obra de Serafini ha sido analizada desde este punto de vista que nos invita a leer las imágenes, no las letras

El Codex parece que tiene también mucho de futurista con las recreaciones de maquinarias, arquitecturas y aparatos para la construcción de objetos. Además parece estar anticipándose a como reaccionaría el público ante la creación de su peculiar escritura al dibujar un invento para la elaboración de un sistema de escritura. Así es: un código indescifrable para descifrar un código. Irónico juego que el autor se trae con la curiosidad del espectador.

Con su intención artística, Luigi Serafini consigue en gran parte su cometido pues al paso de las páginas del Codex realmente se despierta el deseo de poder comprender las descripciones que acompañan sus elaboradas y loquísimas ilustraciones. Ya sea por su propósito lúdico como por la destacada plástica de sus imágenes, el Codex Seraphinianus es un material que ha despertado la atención del público, editores y, sí, alocadas teorías.

Si has llegado hasta aquí, creo que te gustará sumergirte entre sus páginas y hacer brotar tu imaginación con muchas de sus divertidas ilustraciones, por esa razón te traigo la enciclopedia a esta sección. Me hará ilusión que me cuentes en los comentarios de este artículo que tal te ha parecido tu experiencia. Supongo que será tan gratificante como la mía

Si tienes cuenta en google drive, te invito a leer el libro entrando aquí

Test de personalidad. Tu mirada te define

Test de personalidad. Tu mirada te define

Somos de la opinión que cultivar la mirada está estrechamente ligado al proceso cognitivo de la mente, de ahí la importancia en adquirir el hábito de visitar exposiciones y museos. Pero además, nuestra propia mirada puede indicarnos qué rasgos de la personalidad nos definen. Hemos encontrado un test psicológico que te sorprenderá por su certeza.

Lo que ves, muchas veces, es sinónimo de lo que piensas. Por eso, los test de proyección son tan precisos: permiten descubrir aspectos de tu mente que ni siquiera tú conocías. Este test psicológico de personalidad es uno de ellos. Esta imagen tiene dos interpretaciones, y lo que ves tú en ella dice mucho sobre tu mente. No debes mirarla en demasiado detalle, sino simplemente decir qué es lo primero que percibes.

Entonces ¿qué hay en la imagen? ¿qué es lo primero que has visualizado?

Un mono en un árbol

Si lo primero que viste fue un mono en un árbol es porque eres una mente creativa, llena de buenas ideas y muy original. Tu problema nunca es que te falten ideas… ¡Te falta tiempo para ponerlas en práctica!

Sin embargo, eres capaz de resolver las más difíciles situaciones, porque siempre se te ocurre una manera ingeniosa de salir de ellas. Tienes mucha resiliencia, y eres capaz de encontrar una enseñanza en cada paso de tu vida.

A veces puedes necesitar prestar un poco más de atención a lo que pasa a tu alrededor, porque vives un poco en tu mundo. Pero siempre hay alguien allí velando por ti, pues eres una persona que rápidamente se hace querer.

La cabeza de un tigre

Si lo primero que ves en la imagen es la cabeza de un tigre es porque tienes una mente práctica. Tienes una gran capacidad analítica y de comprensión, y seguramente te desempeñas muy bien en cualquier disciplina que requiera toda tu atención.

A veces, sin embargo, puedes ponerte un poco testarudo y querer hacer las cosas a tu modo: las innovaciones no te gustan demasiado. Tú prefieres lo que ya conoces y te cuesta un poco salir de tu zona de confort. Te asusta que las cosas puedan ser diferentes mañana.

Aunque necesitas un poco más de adaptabilidad, lo cierto es que logras sobreponerte a las dificultades gracias a tu raciocinio y tu capacidad de encontrarle a todo una explicación.

Fuente: Bioguia