Somos de la opinión que cultivar la mirada está estrechamente ligado al proceso cognitivo de la mente, de ahí la importancia en adquirir el hábito de visitar exposiciones y museos. Pero además, nuestra propia mirada puede indicarnos qué rasgos de la personalidad nos definen. Hemos encontrado un test psicológico que te sorprenderá por su certeza.

Lo que ves, muchas veces, es sinónimo de lo que piensas. Por eso, los test de proyección son tan precisos: permiten descubrir aspectos de tu mente que ni siquiera tú conocías. Este test psicológico de personalidad es uno de ellos. Esta imagen tiene dos interpretaciones, y lo que ves tú en ella dice mucho sobre tu mente. No debes mirarla en demasiado detalle, sino simplemente decir qué es lo primero que percibes.

Entonces ¿qué hay en la imagen? ¿qué es lo primero que has visualizado?

Un mono en un árbol

Si lo primero que viste fue un mono en un árbol es porque eres una mente creativa, llena de buenas ideas y muy original. Tu problema nunca es que te falten ideas… ¡Te falta tiempo para ponerlas en práctica!

Sin embargo, eres capaz de resolver las más difíciles situaciones, porque siempre se te ocurre una manera ingeniosa de salir de ellas. Tienes mucha resiliencia, y eres capaz de encontrar una enseñanza en cada paso de tu vida.

A veces puedes necesitar prestar un poco más de atención a lo que pasa a tu alrededor, porque vives un poco en tu mundo. Pero siempre hay alguien allí velando por ti, pues eres una persona que rápidamente se hace querer.

La cabeza de un tigre

Si lo primero que ves en la imagen es la cabeza de un tigre es porque tienes una mente práctica. Tienes una gran capacidad analítica y de comprensión, y seguramente te desempeñas muy bien en cualquier disciplina que requiera toda tu atención.

A veces, sin embargo, puedes ponerte un poco testarudo y querer hacer las cosas a tu modo: las innovaciones no te gustan demasiado. Tú prefieres lo que ya conoces y te cuesta un poco salir de tu zona de confort. Te asusta que las cosas puedan ser diferentes mañana.

Aunque necesitas un poco más de adaptabilidad, lo cierto es que logras sobreponerte a las dificultades gracias a tu raciocinio y tu capacidad de encontrarle a todo una explicación.

Fuente: Bioguia